german wwii speech secrets revealed

Secretos ocultos del impactante discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto de gran magnitud que cambió la historia para siempre. Durante este período, Alemania se destacó por su poderío militar y por el liderazgo de Adolf Hitler. Sin embargo, hay un aspecto poco conocido de esta época que ha despertado el interés de muchos investigadores: el impactante discurso alemán.

Exploraremos los secretos ocultos detrás de los discursos pronunciados por los líderes alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Analizaremos cómo utilizaron el lenguaje y la retórica para manipular las emociones y controlar a las masas. También examinaremos el contenido de estos discursos y su influencia en la mentalidad de la sociedad alemana de la época. Además, revelaremos algunos de los discursos más famosos y su impacto en el desarrollo de la guerra.

Al leer este artículo, podrás comprender cómo el lenguaje puede ser utilizado como una poderosa herramienta de manipulación en situaciones de conflicto. También descubrirás cómo los discursos de los líderes alemanes influyeron en la mentalidad de la sociedad en ese momento y cómo se construyó una narrativa que justificaba sus acciones. Esta mirada profunda a los discursos alemanes en la Segunda Guerra Mundial te proporcionará una nueva perspectiva sobre este período histórico y te ayudará a comprender mejor las complejidades de la propaganda y la retórica política.

La influencia de la propaganda en el discurso alemán durante la Segunda Guerra Mundial

La propaganda jugó un papel crucial en la manipulación y control de la opinión pública durante la Segunda Guerra Mundial. Alemania, en particular, utilizó el poder del discurso para difundir su ideología nazi y movilizar a la población en apoyo de la guerra.

El discurso alemán durante este período se caracterizó por su retórica persuasiva, su enfoque en la superioridad racial y su capacidad para ocultar la verdadera naturaleza de las atrocidades cometidas por el régimen nazi. A través de discursos cuidadosamente elaborados, Adolf Hitler y otros líderes nazis lograron manipular las emociones y los pensamientos de millones de personas.

Una de las técnicas más impactantes utilizadas en el discurso alemán fue la utilización de palabras y frases clave que evocaban sentimientos de patriotismo, lealtad y unidad. Por ejemplo, el término «Volksgemeinschaft» (comunidad del pueblo) se utilizaba para enfatizar la importancia de la comunidad alemana y la necesidad de trabajar juntos en pos de un objetivo común. Esta frase se utilizaba para promover la solidaridad y suprimir la disidencia.

Otro aspecto destacado del discurso alemán fue la exaltación de la superioridad racial. Hitler y otros líderes nazis propagaron la idea de la supremacía aria, promoviendo la idea de que la raza aria era superior a todas las demás. Esta creencia se reflejaba en su discurso, donde se enfatizaba la necesidad de purificar la raza alemana y eliminar a aquellos considerados «inferiores», como los judíos, los gitanos y las personas con discapacidades.

Para ocultar las atrocidades cometidas por el régimen nazi, el discurso alemán durante la Segunda Guerra Mundial utilizó eufemismos y lenguaje codificado. Por ejemplo, en lugar de referirse directamente a los campos de exterminio, se utilizaban términos como «reubicación» o «solución final» para describir el genocidio masivo que estaba teniendo lugar. Estos eufemismos ayudaron a normalizar y encubrir los crímenes de guerra nazis.

Es importante tener en cuenta que el impacto del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial no se limitó a Alemania. A través de la radio y otros medios de comunicación, los discursos de Hitler y otros líderes nazis se difundieron por todo el mundo, influyendo en la opinión pública y en la percepción de Alemania y su ideología. Esto demuestra el poder y la influencia de la propaganda en tiempos de guerra.

El discurso alemán durante la Segunda Guerra Mundial fue una herramienta poderosa utilizada por el régimen nazi para difundir su ideología y manipular a la opinión pública. A través de técnicas retóricas persuasivas, la exaltación de la superioridad racial y el uso de eufemismos, los líderes nazis lograron controlar y manipular las mentes de millones de personas. El estudio de este discurso nos ayuda a comprender cómo la propaganda puede ser utilizada para influir en la sociedad y justificar atrocidades inimaginables.

El uso de la retórica para cautivar a las masas en los discursos nazis

El discurso desempeñó un papel fundamental en la propagación de la ideología nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Adolf Hitler y otros líderes del partido nazi utilizaron técnicas retóricas poderosas para cautivar y manipular a las masas, haciendo que se adhirieran a sus ideales y objetivos. A través de un lenguaje emotivo y persuasivo, estos discursos lograron movilizar a millones de personas y generar un sentido de unidad y orgullo nacional.

Uno de los aspectos más destacados del discurso nazi fue el uso de la repetición como una herramienta persuasiva. Hitler repetía constantemente palabras y frases clave como «nación», «raza» y «destino», creando un efecto hipnótico en la audiencia y reforzando el mensaje central del partido nazi. Esta repetición constante ayudó a establecer y reforzar la identidad colectiva de los alemanes, creando un sentido de pertenencia y lealtad hacia el régimen nazi.

Otro recurso retórico utilizado en los discursos nazis fue la carga emocional. Hitler apelaba a las emociones de la audiencia, utilizando el miedo, la ira y el orgullo nacional para impulsar su mensaje. Por ejemplo, en su famoso discurso en el estadio de Núremberg en 1934, Hitler utilizó un lenguaje lleno de odio y desprecio hacia los enemigos de Alemania, generando un sentimiento de unidad y solidaridad entre los asistentes.

Además, los discursos nazis también se caracterizaron por el uso de metáforas y simbolismo para transmitir su mensaje. Hitler a menudo comparaba a Alemania con un cuerpo enfermo que necesitaba ser purificado o con un ejército que debía luchar incansablemente por la victoria. Estas metáforas y símbolos evocadores ayudaron a simplificar y hacer más comprensible el mensaje nazi, permitiendo que resonara en las mentes de los oyentes.

Es importante tener en cuenta que el impacto de los discursos nazis no se puede entender únicamente a través de las técnicas retóricas utilizadas. También se debe considerar el contexto histórico y social en el que se pronunciaron estos discursos. Alemania estaba sumida en una profunda crisis económica y política después de la Primera Guerra Mundial, y el partido nazi se aprovechó de este malestar para ganar apoyo popular.

Los discursos nazis durante la Segunda Guerra Mundial fueron una poderosa herramienta de persuasión y movilización de masas. A través de la repetición, la carga emocional, las metáforas y el simbolismo, los líderes nazis lograron cautivar a millones de personas y generar un sentido de identidad y lealtad hacia el régimen nazi. El estudio de estos discursos nos permite comprender mejor cómo se manipula y moviliza a las masas a través del poder de la palabra.

El papel de la oratoria en la construcción de la identidad nacional en la Alemania nazi

La oratoria desempeñó un papel fundamental en la construcción de la identidad nacional en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Los discursos pronunciados por Adolf Hitler y otros líderes del régimen fueron utilizados como herramientas de propaganda para manipular las emociones y las creencias de la población alemana.

La habilidad de Hitler para cautivar a las masas con su elocuencia y su capacidad para transmitir un mensaje convincente fue crucial para ganar el apoyo del pueblo alemán y consolidar su poder. Sus discursos, cargados de simbolismo y retórica nacionalista, exaltaban el orgullo y la superioridad de la raza aria, creando un sentido de identidad colectiva y una unidad en torno a los ideales nazis.

El uso de técnicas retóricas como la repetición de palabras y frases clave, la utilización de metáforas y la creación de un enemigo común, permitieron a Hitler establecer un sentido de comunidad y solidaridad entre los alemanes. Esto les dio una sensación de propósito y pertenencia, y los motivó a apoyar y participar en la guerra.

Un ejemplo claro de la efectividad de la oratoria nazi fue el famoso discurso de Hitler en el estadio de Nuremberg en 1934. En este discurso, Hitler utilizó su habilidad para conectar emocionalmente con la audiencia, pintando una imagen de un Alemania gloriosa y prometiendo un futuro próspero para el pueblo alemán. Este discurso en particular fue un punto de inflexión en la consolidación del poder de Hitler y en la manipulación de la opinión pública.

Es importante destacar que la manipulación de la oratoria en la Alemania nazi no se limitó solo a los discursos de Hitler. Otros líderes nazis, como Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda, también utilizaron la oratoria como una herramienta poderosa para influir en la opinión pública. Goebbels era conocido por su habilidad para utilizar el lenguaje de manera persuasiva y convincente, y sus discursos eran una parte integral de la maquinaria propagandística del régimen nazi.

La oratoria desempeñó un papel crucial en la construcción de la identidad nacional en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Los discursos pronunciados por Hitler y otros líderes nazis fueron utilizados como herramientas de propaganda para manipular las emociones y las creencias de la población alemana, estableciendo un sentido de identidad colectiva y solidaridad en torno a los ideales nazis. La efectividad de la oratoria nazi se evidencia en el apoyo y la participación del pueblo alemán en la guerra.

El impacto de los discursos de Adolf Hitler en la sociedad alemana de la época

Los discursos de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial tuvieron un impacto significativo en la sociedad alemana de la época. Su habilidad para persuadir a las masas y transmitir su ideología nazi a través de la oratoria fue fundamental para mantener el apoyo popular y movilizar a la población en favor de su régimen.

Uno de los puntos clave de los discursos de Hitler era su capacidad para apelar a las emociones de la audiencia. Utilizaba un lenguaje inflamatorio y enfático, haciendo uso de metáforas y recursos retóricos para crear un sentido de urgencia y unidad entre los alemanes. Por ejemplo, en su famoso discurso en el Estadio Olímpico de Berlín en 1936, Hitler utilizó la metáfora de «la llama olímpica que ilumina la nueva Alemania» para simbolizar la grandeza y la superioridad de la nación alemana.

Además, Hitler era consciente de la importancia de adaptar su mensaje a diferentes audiencias y contextos. Dependiendo del público al que se dirigiera, ajustaba su discurso para enfocarse en temas específicos que resonaran con ellos. Por ejemplo, en sus discursos dirigidos a la clase obrera, Hitler enfatizaba la importancia del trabajo duro y la solidaridad dentro de la comunidad, apelando a su sentido de identidad y pertenencia.

Otro aspecto clave de los discursos de Hitler era su capacidad para ofrecer soluciones simples a problemas complejos. Presentaba al nazismo como la única respuesta a los desafíos que enfrentaba Alemania y prometía un futuro próspero y poderoso para el país. Utilizaba la propaganda para crear una imagen idealizada de la Alemania nazi y convencer a la población de que su visión era la correcta.

Es importante mencionar que aunque los discursos de Hitler fueron efectivos para mantener el apoyo popular y movilizar a la población, también fueron utilizados como una herramienta de manipulación y control. Muchas de las promesas y afirmaciones hechas por Hitler resultaron ser falsas y llevaron a consecuencias devastadoras para Alemania y el mundo.

Los discursos de Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial tuvieron un impacto significativo en la sociedad alemana de la época. Su habilidad para apelar a las emociones, adaptar su mensaje a diferentes audiencias y ofrecer soluciones simples fueron elementos clave de su estrategia de persuasión. Sin embargo, es importante recordar que estos discursos también fueron utilizados como una herramienta de manipulación y control.

La manipulación del lenguaje en los discursos nazis para justificar la guerra y el odio hacia determinados grupos

Los discursos pronunciados por líderes nazis durante la Segunda Guerra Mundial fueron una poderosa herramienta de manipulación que buscaba justificar la guerra y promover el odio hacia determinados grupos. El uso del lenguaje en estos discursos fue crucial para transmitir mensajes de superioridad, victimización y propaganda nacionalista.

Uno de los aspectos más destacados en los discursos nazis fue la utilización de palabras y frases que apelaban a los sentimientos de la audiencia y generaban un sentido de identidad colectiva. La retórica empleada por Adolf Hitler y otros líderes nazis era altamente persuasiva, utilizando términos como «raza superior«, «purificación étnica» y «enemigos de la nación» para crear una narrativa en la que Alemania era presentada como una víctima de las circunstancias y justificaba sus acciones agresivas.

El discurso nazi también se caracterizó por demonizar a ciertos grupos, como los judíos, los gitanos y los homosexuales. Estos grupos eran presentados como una amenaza para la «pureza» y «fortaleza» de la nación alemana, utilizando estereotipos y prejuicios para alimentar el miedo y el odio hacia ellos. La utilización de términos como «plaga» y «parásitos» para referirse a estos grupos minoritarios dejaba claro el objetivo de deshumanizarlos y justificar su persecución.

El impacto de estos discursos en la sociedad alemana fue enorme. La población fue bombardeada constantemente con mensajes que exaltaban la superioridad alemana y promovían el nacionalismo extremo. Esto llevó a una aceptación generalizada de las políticas y acciones del régimen nazi, incluso cuando estas iban en contra de los valores básicos de la humanidad.

Es importante analizar y comprender el poder del lenguaje en la manipulación de masas. Los discursos nazis son un ejemplo claro de cómo las palabras pueden ser utilizadas para justificar atrocidades y promover ideologías extremistas. Es necesario estar alerta y conscientes de estos mecanismos para prevenir que situaciones similares se repitan en el futuro.

La importancia de la memoria histórica y el estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los eventos más trascendentales de la historia, y el discurso alemán desempeñó un papel crucial en el desarrollo de este conflicto. El análisis del discurso alemán durante la guerra no solo nos permite comprender la mentalidad y las motivaciones de los líderes nazis, sino que también nos ayuda a entender cómo el lenguaje puede ser utilizado como una herramienta de manipulación y control.

El estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial es de vital importancia para preservar la memoria histórica y evitar que los horrores del pasado se repitan. A través del análisis de los discursos de Adolf Hitler y otros líderes nazis, podemos identificar las estrategias retóricas utilizadas para justificar la expansión territorial y la persecución de grupos étnicos y religiosos. Además, el estudio del discurso alemán nos permite entender cómo los líderes nazis utilizaron la propaganda para influir en la opinión pública y ganar apoyo para sus políticas.

Beneficios del estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial

El estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial tiene varios beneficios clave. En primer lugar, nos permite comprender cómo el lenguaje puede ser utilizado como una herramienta de manipulación y control. Los líderes nazis eran maestros en el arte de la retórica y utilizaban técnicas persuasivas para convencer a las masas de la superioridad de la raza aria y la necesidad de la guerra. Al analizar estas técnicas retóricas, podemos aprender a reconocer y resistir la manipulación del lenguaje en la política y la sociedad actual.

Además, el estudio del discurso alemán nos ayuda a comprender las causas y consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. Los discursos de Hitler y otros líderes nazis revelan las motivaciones detrás de la agresión alemana y nos permiten entender cómo se justificó la guerra en términos de ideología y nacionalismo. Este conocimiento es fundamental para evitar la repetición de los errores del pasado y promover la paz y la tolerancia en el presente.

Casos de uso del estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial

El estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial se aplica en diversos campos, desde la historia y la política hasta la psicología y la comunicación. Los historiadores utilizan el análisis del discurso para reconstruir los eventos y las narrativas de la guerra, mientras que los científicos sociales lo utilizan para comprender cómo el lenguaje puede influir en las actitudes y comportamientos de las personas.

En el ámbito político, el estudio del discurso alemán nos ayuda a identificar y contrarrestar las estrategias retóricas utilizadas por los líderes autoritarios y populistas. Al comprender cómo se manipula el lenguaje para promover ideologías extremistas y dividir a la sociedad, podemos fortalecer nuestra resistencia a la propaganda y defender los valores democráticos.

En el campo de la psicología, el análisis del discurso alemán nos ayuda a comprender cómo el lenguaje puede influir en las actitudes y creencias de las personas. Los discursos nazis utilizaban técnicas retóricas poderosas para apelar a las emociones y generar un sentido de identidad y pertenencia en la audiencia. Al estudiar estas técnicas, podemos mejorar nuestra capacidad de comunicación y persuasión, y evitar caer en trampas ideológicas.

Recomendaciones para el estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial

Si estás interesado en profundizar en el estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial, aquí tienes algunas recomendaciones prácticas:

  1. Lee los discursos y escritos de Adolf Hitler y otros líderes nazis. Examina las técnicas retóricas utilizadas y busca patrones y temas recurrentes.
  2. Investiga los contextos históricos y políticos en los que se pronunciaron estos discursos. Comprende las circunstancias que rodearon la Segunda Guerra Mundial y cómo influyeron en el discurso nazi.
  3. Analiza el impacto del discurso alemán en la sociedad y la opinión pública. Examina cómo se difundió la propaganda nazi y cómo influenció las actitudes y creencias de las personas.
  4. Considera el uso de herramientas digitales para facilitar el análisis del discurso. La tecnología puede ayudarte a identificar patrones y tendencias en grandes cantidades de texto.
  5. Participa en debates y discusiones sobre el discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial. Comparte tus ideas y perspectivas con otros investigadores y académicos.

El estudio del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial nos brinda una visión invaluable sobre la historia y la naturaleza humana. Nos ayuda a comprender cómo el lenguaje puede ser utilizado para manipular y controlar, y nos proporciona las herramientas necesarias para resistir la propaganda y promover la paz y la tolerancia en el presente.

La influencia del discurso nazi en la cultura alemana actual

El discurso nazi durante la Segunda Guerra Mundial dejó una huella profunda en la cultura alemana que aún se puede percibir en la actualidad. A pesar de los horrores cometidos por el régimen de Adolf Hitler, es importante analizar cómo el poder de la retórica y la manipulación se manifestaron a través de los discursos pronunciados por los líderes nazis.

El discurso nazi se caracterizaba por su habilidad para apelar a las emociones de las masas, utilizando técnicas persuasivas y recursos retóricos efectivos. El uso de palabras clave y frases impactantes, así como el tono enérgico y convincente de los oradores, lograba captar la atención y el apoyo de la población alemana.

Un ejemplo claro de la influencia del discurso nazi en la cultura alemana actual es el concepto de la «volksgemeinschaft» o «comunidad del pueblo«. Esta idea, desarrollada por los nazis, promovía la unión y la solidaridad entre los alemanes, creando un sentimiento de pertenencia y superioridad racial. Aunque esta idea fue utilizada para justificar la discriminación y la persecución de minorías, todavía se pueden encontrar vestigios de esta mentalidad en la sociedad alemana.

Otro aspecto importante del discurso nazi fue la demonización de grupos específicos, como los judíos, los gitanos y los homosexuales. A través de la propaganda y los discursos, se creó una imagen negativa de estos grupos, presentándolos como enemigos del Estado y culpables de los problemas sociales y económicos de Alemania. Esta demonización tuvo un impacto duradero en la percepción de estos grupos en la sociedad alemana, incluso después de la caída del régimen nazi.

Es crucial recordar que el poder del discurso no solo radica en las palabras utilizadas, sino también en cómo se transmiten. Los líderes nazis eran maestros en el arte de la oratoria, utilizando gestos, entonación y lenguaje corporal para reforzar su mensaje. Estas técnicas de comunicación no verbal contribuyeron en gran medida a la eficacia de sus discursos y a la influencia que ejercieron sobre la población alemana.

En la actualidad, es esencial reflexionar sobre el legado del discurso nazi y las lecciones que podemos aprender de él. Debemos estar alerta ante el poder de la retórica y la manipulación, y ser conscientes de cómo las palabras pueden ser utilizadas para dividir y sembrar odio. Además, es importante promover el diálogo y la tolerancia, fomentando una cultura de respeto y aceptación hacia todas las personas, sin importar su origen étnico, religión u orientación sexual.

El discurso nazi durante la Segunda Guerra Mundial dejó una profunda huella en la cultura alemana. Su influencia se puede apreciar en conceptos como la «volksgemeinschaft» y en la demonización de ciertos grupos sociales. Es fundamental reflexionar sobre este legado y aprender de él para construir una sociedad más justa y tolerante.

Reflexiones sobre los discursos alemán en la Segunda Guerra Mundial y su relación con la historia y la cultura contemporánea

Los discursos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial han dejado una huella imborrable en la historia y la cultura contemporánea. No solo fueron una herramienta de propaganda utilizada por el régimen nazi para manipular las masas, sino que también revelan una serie de secretos ocultos que arrojan luz sobre los eventos y las mentalidades de la época.

Uno de los puntos clave a tener en cuenta es la retórica utilizada en estos discursos. El uso de palabras y frases fuertes y emotivas, junto con la repetición constante de ciertos temas y mensajes, fue una estrategia efectiva para influir en la opinión pública y generar un sentido de unidad y lealtad hacia el régimen. Palabras como «patria», «nación» y «gloria» se destacan en estos discursos, enfatizando la importancia del nacionalismo y la superioridad alemana.

Un ejemplo concreto de esta retórica manipuladora se encuentra en el famoso discurso de Adolf Hitler en el estadio de Nuremberg en 1934. En este discurso, Hitler utiliza la frase «Ein Volk, ein Reich, ein Führer» (Un pueblo, un imperio, un líder) para enfatizar la idea de una sola nación bajo su liderazgo. Esta frase se convirtió en un lema central del régimen nazi y se utilizó para consolidar el poder y la autoridad de Hitler.

Otro aspecto fascinante de estos discursos es la manera en que se presentaba la información. Los discursos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial eran meticulosamente diseñados para manipular la verdad y construir una narrativa que apoyara los objetivos del régimen. Se utilizaban técnicas de desinformación, exageración y ocultamiento de información para controlar la percepción de la realidad y fomentar la creencia en la superioridad alemana.

Un caso de uso interesante es el discurso de Joseph Goebbels en 1943, donde afirmó que Alemania estaba ganando la guerra y que la victoria final estaba cerca. Esta falsa afirmación fue utilizada para mantener la moral de la población alemana, a pesar de que en realidad las fuerzas aliadas estaban ganando terreno en el frente. Este ejemplo ilustra cómo los discursos alemanes fueron utilizados como una herramienta de manipulación psicológica para mantener el apoyo popular al régimen nazi.

Es importante señalar que, si bien estos discursos fueron efectivos en su momento, también tuvieron consecuencias duraderas. La propaganda nazi dejó una marca indeleble en la sociedad alemana y en la percepción internacional de Alemania. La manipulación de la información y la retórica extremista utilizada en estos discursos alimentaron el odio y el fanatismo que llevaron a los horrores del Holocausto y la devastación de la guerra.

Los discursos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial son un estudio fascinante de la retórica manipuladora y la propaganda política. Revelan los secretos ocultos de una época turbulenta y nos enseñan la importancia de cuestionar la información que nos presentan y de no dejarnos llevar por la manipulación emocional. A través del análisis crítico de estos discursos, podemos comprender mejor los eventos históricos y aprender lecciones importantes sobre la responsabilidad de los líderes y la importancia de una sociedad informada y consciente.

Preguntas frecuentes

¿Cuál fue la importancia del discurso alemán en la Segunda Guerra Mundial?

El discurso alemán fue fundamental para movilizar a la población y transmitir la ideología nazi.

¿Quién fue el autor del discurso más impactante de la Segunda Guerra Mundial?

El discurso más impactante de la Segunda Guerra Mundial fue pronunciado por Adolf Hitler.

¿Cuál fue el objetivo principal del discurso alemán durante la guerra?

El objetivo principal del discurso alemán era mantener la moral alta y justificar las acciones del régimen nazi.

¿Qué técnicas retóricas utilizó Hitler en sus discursos?

Hitler utilizó técnicas como la repetición, la exageración y la apelación emocional para persuadir a la audiencia.

¿Cuál fue el impacto de los discursos nazis en la sociedad alemana?

Los discursos nazis tuvieron un impacto significativo en la sociedad alemana, creando un fuerte sentido de unidad y lealtad al régimen nazi.

¿Existen registros escritos de los discursos de Hitler durante la guerra?

Sí, existen registros escritos de algunos discursos de Hitler durante la guerra que han sido preservados y analizados por historiadores.

Scroll al inicio