scouts enjoying outdoor activities and learning new skills

Explorando la naturaleza: las increíbles habilidades y actividades de los scouts al aire libre

En el mundo actual, donde la mayoría de las actividades se realizan en interiores y la tecnología es parte integral de nuestra vida diaria, es importante recordar la importancia de conectarnos con la naturaleza. Una forma de hacerlo es a través del movimiento scout, una organización que promueve el desarrollo personal y el aprendizaje a través de actividades al aire libre.

Exploraremos las increíbles habilidades y actividades que los scouts realizan en la naturaleza. Veremos cómo aprenden a construir refugios, encender fuegos, orientarse en el bosque y mucho más. Además, hablaremos sobre la historia y los valores fundamentales del movimiento scout, que promueven el respeto por la naturaleza y la responsabilidad personal.

Al leer este artículo, podrás descubrir la importancia de conectar con la naturaleza y cómo puedes hacerlo a través del movimiento scout. Aprenderás sobre las habilidades prácticas que los scouts desarrollan, así como los beneficios emocionales y físicos de pasar tiempo al aire libre. ¡Prepárate para embarcarte en una aventura al aire libre y descubrir todo lo que la naturaleza tiene para ofrecer!

La historia de los scouts: desde su fundación hasta la actualidad

Los scouts, también conocidos como el Movimiento Scout, es una organización mundial que promueve la educación no formal para jóvenes. Fue fundada por Robert Baden-Powell en 1907 en Inglaterra y desde entonces se ha expandido a más de 160 países en todo el mundo. La historia de los scouts está llena de aventuras y emocionantes actividades al aire libre que han dejado una huella imborrable en la vida de millones de personas.

Desde su fundación, los scouts han tenido como objetivo principal desarrollar el carácter, la autonomía y el liderazgo de los jóvenes a través de actividades en la naturaleza. La filosofía principal de los scouts es aprender haciendo, lo que significa que los jóvenes aprenden habilidades prácticas a través de la experiencia directa y la participación activa en actividades al aire libre.

Una de las actividades más emblemáticas de los scouts es el campamento. Durante los campamentos, los scouts tienen la oportunidad de vivir en la naturaleza, aprender habilidades de supervivencia, trabajar en equipo y desarrollar una conexión profunda con el entorno natural. Estos campamentos proporcionan a los jóvenes una experiencia única en la que pueden aprender a respetar y cuidar el medio ambiente, así como a superar desafíos y fortalecer su autoconfianza.

Pero los scouts no solo se dedican a acampar, también participan en una amplia variedad de actividades al aire libre como senderismo, orientación, escalada, navegación y muchos otros. Estas actividades les brindan la oportunidad de descubrir nuevas habilidades, superar miedos y desarrollar una mentalidad resiliente.

Además de las actividades al aire libre, los scouts también participan en proyectos comunitarios y actividades de servicio. Esto les permite contribuir a la sociedad y desarrollar valores como la solidaridad y el compromiso con los demás. Estas actividades fomentan el sentido de responsabilidad y ayudan a los jóvenes a comprender la importancia de ser ciudadanos activos y comprometidos.

Los scouts han dejado una huella duradera en la historia y la cultura al promover actividades al aire libre, el desarrollo personal y el servicio comunitario. Estas experiencias enriquecedoras brindan a los jóvenes la oportunidad de aprender habilidades prácticas, desarrollar su carácter y formar amistades duraderas. Si estás buscando una manera emocionante y significativa de explorar la naturaleza y desarrollar tu potencial, ¡los scouts son una excelente opción!

Los valores y principios que guían a los scouts en su desarrollo personal y social

Los scouts son conocidos por su compromiso con los valores y principios que promueven el desarrollo personal y social de los jóvenes. Estos valores se inculcan a través de la participación en actividades al aire libre y el aprendizaje de habilidades prácticas. Algunos de los valores clave que guían a los scouts incluyen:

  • Responsabilidad: Los scouts aprenden a asumir la responsabilidad de sus acciones y decisiones, tanto en su vida diaria como en el entorno natural. Aprenden a cuidar del medio ambiente y a ser conscientes de su impacto en la naturaleza.
  • Colaboración: El trabajo en equipo es fundamental en el escultismo. Los scouts aprenden a colaborar y a trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes. A través de actividades al aire libre como la construcción de refugios o la realización de excursiones, desarrollan habilidades de comunicación y cooperación.
  • Respeto: Los scouts aprenden a respetar a los demás, a la diversidad y a la naturaleza. Aprenden a cuidar de los recursos naturales y a respetar el entorno en el que se encuentran. Además, se fomenta el respeto por las tradiciones y culturas de diferentes comunidades.
  • Autonomía: Los scouts son animados a tomar decisiones por sí mismos y a asumir la responsabilidad de su propio crecimiento y desarrollo. Aprenden a ser independientes, a ser líderes y a tomar decisiones informadas.

Estos valores son fundamentales para el desarrollo personal y social de los jóvenes scouts. Los scouts aprenden a ser ciudadanos responsables y comprometidos con su comunidad y su entorno natural. Además, estas habilidades y principios son transferibles a diferentes aspectos de la vida, como la educación, el trabajo en equipo y el liderazgo.

Ejemplos de actividades scouts al aire libre

Las actividades al aire libre son una parte fundamental de la experiencia scout. Estas actividades permiten a los jóvenes explorar la naturaleza, adquirir nuevas habilidades y desarrollar su autonomía. Algunas de las actividades más comunes incluyen:

  1. Excursiones y campamentos: Los scouts realizan excursiones y campamentos en diferentes entornos naturales. Durante estas actividades, aprenden a orientarse, a construir refugios, a encender fuegos de manera segura y a cocinar al aire libre.
  2. Senderismo: Los scouts realizan senderismo en diferentes terrenos, lo que les permite desarrollar habilidades de navegación, resistencia física y trabajo en equipo.
  3. Actividades acuáticas: Los scouts aprenden a nadar, a practicar kayak, a realizar rescates acuáticos y a cuidar del medio ambiente acuático.
  4. Supervivencia en la naturaleza: Los scouts aprenden técnicas de supervivencia en la naturaleza, como la construcción de refugios improvisados, la búsqueda de alimentos y el tratamiento de agua.

Estas actividades no solo permiten a los scouts desarrollar habilidades prácticas, sino que también fomentan la conexión con la naturaleza y promueven la conservación del medio ambiente. Además, estas experiencias al aire libre son una forma divertida y emocionante de aprender y crecer.

El proceso de formación y progresión dentro de los scouts: de lobato a rover

Los scouts son conocidos por su enfoque en la formación y progresión de sus miembros, lo que les permite adquirir habilidades y conocimientos cada vez más avanzados a medida que avanzan en su trayectoria scout. Desde que ingresan como lobatos hasta que se convierten en rovers, los scouts tienen la oportunidad de aprender y desarrollar una amplia gama de habilidades al aire libre, así como habilidades sociales y de liderazgo.

El proceso de formación en los scouts comienza cuando los niños y niñas se unen a la manada de lobatos o a la tropa scout. Los lobatos son los miembros más jóvenes de los scouts, generalmente entre 7 y 11 años, y participan en actividades diseñadas para desarrollar habilidades básicas al aire libre, como acampar, hacer nudos y orientarse con brújula. A medida que los lobatos aprenden y demuestran competencia en estas habilidades, pueden avanzar en su progreso y obtener insignias que demuestran su dominio de cada habilidad.

A medida que los scouts crecen, pasan a formar parte de la tropa scout, donde continúan desarrollando habilidades más avanzadas. Los scouts de la tropa participan en actividades como senderismo de larga distancia, construcción de refugios, primeros auxilios y técnicas de supervivencia. También tienen la oportunidad de asumir roles de liderazgo dentro de la tropa, como guías de patrulla, lo que les permite practicar y desarrollar habilidades de liderazgo y trabajo en equipo.

Una vez que los scouts han progresado en la tropa scout, tienen la opción de unirse a la unidad de expedición, donde participarán en actividades más desafiantes, como escalada en roca, navegación en kayak y excursiones de varios días. Esta etapa de la progresión scout se centra en el desarrollo de habilidades avanzadas al aire libre y en el fomento de la independencia y la capacidad de tomar decisiones informadas en situaciones difíciles.

Finalmente, los scouts que han alcanzado la edad suficiente pueden unirse a los rovers, la etapa final de la progresión scout. Los rovers son responsables de planificar y llevar a cabo sus propias actividades al aire libre, lo que les brinda una oportunidad única de aplicar todas las habilidades y conocimientos que han adquirido a lo largo de su trayectoria scout. También tienen la oportunidad de asumir roles de liderazgo en la unidad rover, lo que les permite compartir su experiencia y guiar a los scouts más jóvenes en su camino de formación.

El proceso de formación y progresión dentro de los scouts es fundamental para el desarrollo de habilidades al aire libre, así como habilidades sociales y de liderazgo. A través de actividades progresivamente desafiantes y roles de liderazgo, los scouts tienen la oportunidad de adquirir habilidades prácticas y conocimientos valiosos que les serán útiles a lo largo de su vida. Ya sea convirtiéndose en expertos en orientación o liderando a un grupo en una expedición, los scouts están preparados para enfrentar cualquier desafío que se les presente al aire libre.

Actividades y habilidades al aire libre que los scouts aprenden y practican

Los scouts son conocidos por su amor por la naturaleza y su habilidad para desenvolverse en el entorno al aire libre. A través de una amplia variedad de actividades y ejercicios, los scouts adquieren habilidades valiosas que les permiten sobrevivir y disfrutar de la vida al aire libre. Estas habilidades no solo son útiles en el camping y las excursiones, sino que también promueven un estilo de vida saludable y consciente de la naturaleza.

Construcción de refugios

Una de las habilidades más importantes que los scouts aprenden es la construcción de refugios. Aprenden a utilizar materiales naturales como ramas, hojas y barro para crear refugios temporales que los protejan de la lluvia, el viento y otros elementos adversos. Esta habilidad es esencial en situaciones de emergencia y también puede ser útil durante el camping o las actividades al aire libre prolongadas.

Preparación y cocina de alimentos al aire libre

Los scouts aprenden a preparar y cocinar alimentos en el exterior utilizando métodos tradicionales como fogatas y hornillos portátiles. Aprenden a encender fuegos de manera segura, a utilizar utensilios de cocina simples y a cocinar comidas deliciosas en medio de la naturaleza. Esta habilidad les permite alimentarse de manera adecuada durante sus aventuras al aire libre y también fomenta el trabajo en equipo y la colaboración.

Navegación y orientación

Los scouts aprenden a leer mapas, utilizar brújulas y orientarse en el terreno. Estas habilidades les permiten explorar nuevos lugares, encontrar rutas de senderismo y mantenerse seguros durante sus actividades al aire libre. Además, la navegación y la orientación fomentan el desarrollo del sentido de la responsabilidad y la confianza en uno mismo.

Primeros auxilios y seguridad

La seguridad es una prioridad para los scouts, por lo que aprenden habilidades básicas de primeros auxilios y cómo actuar en caso de emergencia. Aprenden a reconocer y tratar lesiones comunes, a administrar atención básica en situaciones de emergencia y a mantener la calma en momentos de crisis. Estas habilidades les permiten cuidar de sí mismos y de otros scouts durante sus actividades al aire libre.

Respeto por la naturaleza

Los scouts también aprenden la importancia de respetar y preservar la naturaleza. Aprenden sobre la flora y fauna local, la importancia de no dejar rastro, la conservación de recursos naturales y el impacto humano en el medio ambiente. Estas lecciones les ayudan a desarrollar una conexión más profunda con la naturaleza y a convertirse en ciudadanos responsables y conscientes del medio ambiente.

Beneficios de las actividades al aire libre para los scouts

Las actividades al aire libre ofrecen una amplia gama de beneficios para los scouts. Además de adquirir habilidades prácticas, también fomentan el desarrollo físico, mental y emocional de los jóvenes. Estas actividades promueven la vida activa y saludable, el trabajo en equipo, la superación de desafíos y la confianza en uno mismo. Los scouts aprenden a enfrentar situaciones adversas, a tomar decisiones informadas y a adaptarse a diferentes entornos.

Las actividades y habilidades al aire libre que los scouts aprenden y practican son fundamentales para su desarrollo personal y su conexión con la naturaleza. Estas habilidades les permiten sobrevivir y disfrutar de la vida al aire libre, promueven un estilo de vida saludable y consciente del medio ambiente, y fomentan valores como el respeto, la responsabilidad y la colaboración.

Campamentos y excursiones: experiencias inolvidables en la naturaleza

Los campamentos y excursiones son una parte fundamental de la experiencia scout al aire libre. Estas actividades ofrecen a los jóvenes la oportunidad de sumergirse en la naturaleza, aprender habilidades prácticas y desarrollar un fuerte sentido de comunidad y camaradería.

Los scouts participan en una variedad de actividades durante los campamentos y excursiones, que van desde la construcción de refugios y la navegación por mapas hasta la identificación de plantas y animales. Estas experiencias no solo enseñan a los jóvenes a sobrevivir en la naturaleza, sino que también fomentan la curiosidad, la creatividad y el amor por el entorno natural.

Una de las habilidades clave que los scouts aprenden durante los campamentos y excursiones es la orientación. Aprenden a usar brújulas y mapas para navegar por terrenos desconocidos, lo que les brinda confianza y autonomía. Además, la navegación también estimula el pensamiento lógico y la resolución de problemas.

Otra actividad emocionante que los scouts realizan en la naturaleza es la construcción de refugios. Aprenden a construir estructuras básicas utilizando materiales naturales, como ramas y hojas, lo que les permite protegerse de los elementos y desarrollar habilidades de trabajo en equipo.

Además de adquirir habilidades prácticas, los campamentos y excursiones también ofrecen a los scouts la oportunidad de conectarse con la naturaleza de manera significativa. Pueden explorar senderos escénicos, observar aves y animales, y aprender sobre la conservación del medio ambiente. Estas experiencias ayudan a los jóvenes a desarrollar un profundo respeto por la naturaleza y a comprender la importancia de preservarla para las generaciones futuras.

Los campamentos y excursiones también promueven el desarrollo personal y social de los scouts. Al vivir en un entorno al aire libre durante varios días, los jóvenes aprenden a adaptarse a diferentes situaciones y a trabajar en equipo para superar desafíos. Estas experiencias fortalecen la confianza en sí mismos y fomentan habilidades de liderazgo.

Los campamentos y excursiones son experiencias inolvidables para los scouts. No solo les brindan la oportunidad de aprender habilidades prácticas y conectarse con la naturaleza, sino que también ayudan a desarrollar valores fundamentales como el trabajo en equipo, la resiliencia y el respeto por el medio ambiente. ¡Explorar la naturaleza se convierte en una aventura inigualable!

Contribuciones de los scouts a la conservación del medio ambiente

Los scouts, además de desarrollar habilidades y actividades al aire libre, también tienen un fuerte compromiso con la conservación del medio ambiente. A través de diferentes programas y actividades, los scouts contribuyen de manera significativa a la protección y preservación de la naturaleza.

Programas de educación ambiental

Una de las formas en que los scouts contribuyen a la conservación del medio ambiente es a través de programas de educación ambiental. Estos programas buscan concientizar a los scouts sobre la importancia de cuidar y proteger la naturaleza, así como enseñarles técnicas y prácticas sostenibles para minimizar su impacto en el entorno.

Por ejemplo, los scouts aprenden sobre la importancia de reducir, reutilizar y reciclar los materiales, así como sobre la conservación del agua y la energía. También aprenden sobre la biodiversidad y la importancia de proteger y preservar las especies en peligro de extinción.

Actividades de limpieza y restauración

Los scouts también participan activamente en actividades de limpieza y restauración de áreas naturales. A través de campañas de limpieza de playas, ríos y bosques, los scouts ayudan a eliminar residuos y desechos que pueden dañar el ecosistema.

Además, los scouts colaboran en proyectos de restauración de áreas degradadas, como la plantación de árboles y la construcción de senderos ecológicos. Estas actividades no solo contribuyen a la conservación del medio ambiente, sino que también brindan a los scouts la oportunidad de conocer y apreciar la importancia de los ecosistemas saludables.

Campamentos sostenibles

Los scouts también promueven la práctica de campamentos sostenibles. Esto implica utilizar técnicas y prácticas que minimicen el impacto en el entorno natural durante la estancia en el campamento.

Por ejemplo, los scouts aprenden a utilizar fuentes de energía renovable, como paneles solares, para cubrir sus necesidades energéticas. También aprenden a manejar adecuadamente los residuos generados durante el campamento, fomentando el reciclaje y la reducción de residuos.

Participación en proyectos de conservación

Además de las actividades propias de los scouts, muchos grupos scout participan en proyectos de conservación en colaboración con organizaciones y entidades locales. Estos proyectos pueden incluir la restauración de humedales, la protección de especies en peligro de extinción o la creación de reservas naturales.

Al participar en estos proyectos, los scouts no solo contribuyen a la conservación del medio ambiente, sino que también adquieren habilidades y conocimientos sobre la gestión de recursos naturales y la importancia de la colaboración en la protección del entorno.

Beneficios para los scouts

La participación en actividades de conservación del medio ambiente no solo beneficia a la naturaleza, sino también a los propios scouts. Estas actividades les permiten desarrollar un mayor sentido de responsabilidad y cuidado hacia el entorno natural, así como adquirir habilidades prácticas en el manejo y conservación de los recursos naturales.

Además, estas actividades fomentan el trabajo en equipo, la solidaridad y la cooperación entre los scouts, ya que requieren del esfuerzo conjunto para lograr los objetivos propuestos.

Los scouts no solo son expertos en actividades al aire libre, sino que también juegan un papel crucial en la conservación del medio ambiente. A través de programas de educación ambiental, actividades de limpieza y restauración, campamentos sostenibles y proyectos de conservación, los scouts contribuyen activamente a proteger y preservar la naturaleza. Además, estas actividades les brindan beneficios tanto a nivel personal como grupal, fortaleciendo su compromiso con el cuidado del medio ambiente.

Impacto de los scouts en la comunidad local y global

Los scouts tienen un impacto significativo en su comunidad local y también a nivel global. A través de sus actividades al aire libre y su enfoque en el servicio comunitario, los scouts están constantemente involucrados en acciones que mejoran su entorno y ayudan a los demás. Esto no solo beneficia a la comunidad en la que se encuentran, sino que también contribuye a un impacto positivo en el mundo en general.

Una de las formas en que los scouts impactan en su comunidad es a través de proyectos de servicio. Estos proyectos pueden variar desde la limpieza de parques y playas hasta la construcción de refugios para personas sin hogar. Los scouts dedican tiempo y esfuerzo a mejorar su entorno y a brindar ayuda a quienes más lo necesitan. Estas acciones no solo tienen un impacto tangible en la comunidad, sino que también enseñan a los scouts la importancia del servicio y la responsabilidad.

Además de los proyectos de servicio, los scouts también participan en actividades que promueven la conservación del medio ambiente. A través de la realización de actividades al aire libre, como el senderismo y el campamento, los scouts aprenden a apreciar y respetar la naturaleza. Aprenden sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y cómo pueden contribuir a su conservación. Estas lecciones se llevan consigo a medida que los scouts crecen y se convierten en ciudadanos responsables y conscientes del medio ambiente.

El impacto de los scouts no se limita solo a su comunidad local. A nivel global, los scouts participan en proyectos y campañas que tienen como objetivo abordar problemas globales, como el cambio climático y la pobreza. A través de la colaboración con scouts de otros países y la participación en eventos internacionales, los scouts tienen la oportunidad de contribuir a un cambio positivo a nivel mundial. Estas experiencias también les permiten aprender sobre otras culturas y desarrollar habilidades de liderazgo y trabajo en equipo.

Los scouts tienen un impacto significativo tanto a nivel local como global. A través de sus proyectos de servicio y actividades al aire libre, los scouts mejoran su comunidad y contribuyen a la conservación del medio ambiente. Además, participan en proyectos y campañas internacionales que buscan abordar problemas globales. El compromiso de los scouts con el servicio y la responsabilidad los convierte en agentes de cambio en su comunidad y en el mundo.

El legado de los scouts: testimonios de ex-scouts y su influencia en sus vidas

Los scouts han dejado una huella imborrable en la vida de millones de personas alrededor del mundo. Sus actividades al aire libre, su enfoque en la naturaleza y su énfasis en el compañerismo y el liderazgo han sido fundamentales para el desarrollo personal de quienes han formado parte de este movimiento.

En esta sección, exploraremos el testimonio de ex-scouts que han compartido cómo su experiencia en los scouts ha influido positivamente en sus vidas. Sus historias son un claro ejemplo de los beneficios que ofrece esta organización y cómo sus enseñanzas se mantienen presentes incluso mucho después de haber dejado el movimiento.

Desarrollo de habilidades prácticas

Uno de los aspectos más destacados por los ex-scouts es el desarrollo de habilidades prácticas que han adquirido durante su tiempo como scouts. A través de actividades como acampar, hacer senderismo, aprender técnicas de supervivencia y construir refugios improvisados, han aprendido a desenvolverse en la naturaleza de manera autónoma y segura.

Estas habilidades no solo les han sido útiles durante su tiempo como scouts, sino que también las han llevado a su vida adulta. Por ejemplo, muchos ex-scouts han aplicado sus conocimientos en la organización de excursiones familiares, en la planificación de viajes de aventura o incluso en situaciones de emergencia en las que han tenido que hacer uso de sus habilidades de supervivencia.

Por ejemplo, Ana, una ex-scout de 30 años, recuerda cómo aprendió a encender fuego utilizando solo elementos naturales durante su tiempo en los scouts. Esta habilidad la ha utilizado en numerosas ocasiones para preparar comidas al aire libre durante sus viajes de camping con amigos y familiares.

Desarrollo de habilidades sociales

Además de las habilidades prácticas, los ex-scouts también destacan el desarrollo de habilidades sociales como uno de los mayores beneficios de su experiencia en los scouts. A través del trabajo en equipo, la colaboración y la toma de decisiones en grupo, han aprendido a relacionarse de manera efectiva con otras personas y a trabajar en conjunto para alcanzar objetivos comunes.

Estas habilidades sociales adquiridas durante su tiempo como scouts les han sido útiles en diferentes aspectos de sus vidas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Han aprendido a liderar equipos de trabajo, a comunicarse de manera efectiva y a resolver conflictos de manera pacífica.

Por ejemplo, Javier, un ex-scout de 35 años, afirma que su experiencia en los scouts le ha ayudado a ser un líder efectivo en su trabajo como gerente de proyectos. A través de su capacidad para motivar y guiar a su equipo, ha logrado alcanzar grandes éxitos profesionales.

Influencia en la vida cotidiana

No solo durante su tiempo como scouts, sino también en su vida cotidiana, los ex-scouts han visto cómo los valores y enseñanzas de este movimiento han influido en su forma de ser y de enfrentar los desafíos diarios.

El respeto por el medio ambiente, la responsabilidad hacia los demás y la capacidad de adaptarse a diferentes situaciones son solo algunas de las lecciones que han llevado consigo a lo largo de su vida. Estos valores han guiado sus acciones y decisiones, convirtiéndolos en personas comprometidas con su entorno y dispuestas a enfrentar cualquier obstáculo con determinación.

Por ejemplo, Laura, una ex-scout de 28 años, ha integrado la responsabilidad medioambiental en su vida cotidiana a través de pequeñas acciones como el reciclaje, la reducción del consumo de plástico y la participación en actividades de limpieza de espacios naturales.

Los testimonios de ex-scouts muestran cómo su experiencia en los scouts ha tenido un impacto duradero en sus vidas. El desarrollo de habilidades prácticas, el fomento de habilidades sociales y la adopción de valores éticos son solo algunos de los beneficios que han llevado consigo más allá de su tiempo como scouts. Sin duda, los scouts han dejado un legado invaluable en la vida de aquellos que han tenido la oportunidad de formar parte de este movimiento.

Preguntas frecuentes

¿Qué es un scout?

Un scout es un miembro de un movimiento juvenil que promueve el desarrollo personal y la exploración de la naturaleza a través de actividades al aire libre.

¿Cuál es la edad para ser scout?

La edad para ser scout varía según el país, pero generalmente abarca desde los 6 hasta los 18 años.

¿Qué tipo de actividades realizan los scouts?

Los scouts realizan una amplia variedad de actividades al aire libre, como acampar, hacer senderismo, aprender habilidades de supervivencia, realizar servicio comunitario y participar en juegos y competencias.

¿Los scouts solo aceptan a niños?

No, los scouts aceptan tanto a niños como a niñas. Hay grupos mixtos y también grupos exclusivos para cada género, dependiendo de las preferencias y políticas de cada país.

¿Cuáles son los beneficios de ser scout?

Ser scout ofrece numerosos beneficios, como aprender habilidades de liderazgo, trabajo en equipo, resiliencia, respeto por la naturaleza y la oportunidad de hacer nuevos amigos y explorar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio