El Salvador: Descubre sus fascinantes tradiciones y costumbres

traditional salvadoran folk dancers in vibrant costumes

El Salvador es un país lleno de historia y cultura, con tradiciones y costumbres arraigadas en su gente desde tiempos ancestrales. A lo largo de los años, ha conservado y preservado sus raíces, creando así una identidad única y fascinante. Desde los antiguos mayas hasta la influencia colonial española, El Salvador es un tesoro de historias y legados que merecen ser explorados y conocidos.

Te invitamos a sumergirte en el apasionante mundo de la historia y cultura de El Salvador. Descubrirás la riqueza de sus tradiciones, como las celebraciones religiosas, los bailes folklóricos y las artesanías. Además, podrás conocer más sobre la influencia de la colonización española y cómo ha moldeado la identidad salvadoreña a lo largo del tiempo. Prepárate para adentrarte en un viaje fascinante a través del pasado y presente de este maravilloso país.

Al leer este artículo, te beneficiarás de una visión más profunda y enriquecedora de la historia y cultura de El Salvador. Conocerás la importancia de sus tradiciones y costumbres en la vida cotidiana de su gente, así como su impacto en la identidad nacional. Además, podrás apreciar la diversidad cultural de El Salvador y entender cómo se ha mantenido a lo largo de los años. ¡No te pierdas la oportunidad de sumergirte en este fascinante viaje por la historia y cultura de El Salvador!

Historia de El Salvador: De la época precolombina a la independencia

El Salvador, un pequeño país ubicado en América Central, tiene una historia rica y fascinante que se remonta a la época precolombina. Antes de la llegada de los españoles en el siglo XVI, la región estaba habitada por diversas culturas indígenas, como los mayas, los pipiles y los lenca. Estas civilizaciones dejaron un legado cultural y arqueológico impresionante, con ruinas y artefactos que aún se pueden visitar en todo el país.

Uno de los sitios arqueológicos más importantes de El Salvador es Joya de Cerén, conocido como la «Pompeya de América». Este sitio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993 y ofrece una visión única de la vida cotidiana de los antiguos habitantes de la zona. Joya de Cerén es un testimonio excepcional de la agricultura y la vida doméstica de la época precolombina.

La llegada de los españoles en el siglo XVI marcó el comienzo de una nueva era en la historia de El Salvador. Durante la época colonial, el país se convirtió en una colonia española y experimentó un proceso de evangelización y asimilación cultural por parte de los conquistadores. Esto dio lugar a la mezcla de las tradiciones indígenas con la cultura española, creando una identidad única en El Salvador.

El Salvador obtuvo su independencia de España en 1821, junto con otros países de América Central. A partir de ese momento, el país experimentó una serie de cambios políticos y sociales que marcaron su historia. La lucha por la independencia y la posterior formación de la República de El Salvador dejaron una huella profunda en la identidad nacional y en las tradiciones y costumbres del país.

La historia de El Salvador es una parte integral de su cultura y se puede apreciar en las tradiciones y costumbres que se han transmitido de generación en generación. Desde festivales religiosos hasta celebraciones cívicas, el pueblo salvadoreño ha conservado sus raíces históricas y las ha integrado en su vida diaria.

La historia de El Salvador abarca desde la época precolombina hasta la independencia de España. Esta historia ha dejado un legado cultural y arqueológico impresionante que se puede explorar en todo el país. Las tradiciones y costumbres de El Salvador reflejan esta rica historia y son una parte fundamental de la identidad nacional. Explorar la historia de El Salvador es una forma de comprender y apreciar la diversidad cultural de este fascinante país.

El legado de los mayas en El Salvador: Ruinas y vestigios arqueológicos

El legado de los mayas en El Salvador es una parte fundamental de su historia y cultura. Aunque El Salvador no cuenta con la misma cantidad de ruinas arqueológicas que otros países de la región, como Guatemala o México, aún se pueden encontrar vestigios importantes que nos hablan de la grandeza de esta antigua civilización.

Una de las principales zonas arqueológicas en El Salvador es Joya de Cerén, conocida como la «Pompeya de América». Esta ciudad maya fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993 y es un ejemplo excepcional de una aldea maya bien conservada. Los restos excavados muestran cómo vivían los habitantes de Joya de Cerén, con sus casas, talleres y áreas agrícolas.

Otro sitio arqueológico importante es Tazumal, ubicado en Chalchuapa. Tazumal es una antigua ciudad maya que cuenta con una gran pirámide escalonada, templos y plazas. En el museo adjunto al sitio se exhiben cerámicas, estelas y otros objetos encontrados durante las excavaciones.

Además de Joya de Cerén y Tazumal, existen otros sitios arqueológicos en El Salvador que vale la pena visitar, como San Andrés, Casa Blanca y Cihuatan. Estas ruinas nos permiten adentrarnos en la historia de los mayas y comprender su influencia en la región.

Visitar estas ruinas arqueológicas no solo es una oportunidad para apreciar la belleza y la arquitectura de la civilización maya, sino también para aprender sobre su cosmovisión y sus costumbres religiosas. Los mayas tenían una profunda conexión con la naturaleza y creían en la existencia de dioses y espíritus que habitaban en los elementos naturales, como el sol, la luna y los animales.

Conocer el legado de los mayas en El Salvador nos permite comprender mejor la historia y la identidad cultural de este país. Además, es una experiencia enriquecedora que nos invita a reflexionar sobre nuestra relación con el pasado y la importancia de preservar y valorar nuestro patrimonio cultural.

Beneficios de visitar las ruinas mayas en El Salvador

Visitar las ruinas mayas en El Salvador ofrece una serie de beneficios tanto culturales como personales. A continuación, se presentan algunos de los beneficios más destacados:

  • Conexión con el pasado: Al visitar estas ruinas, nos conectamos con una antigua civilización y podemos imaginar cómo era la vida en ese momento. Nos ayuda a entender nuestra historia y a valorar las tradiciones y costumbres que han llegado hasta nuestros días.
  • Apreciación de la arquitectura: Las ruinas mayas son impresionantes en cuanto a su arquitectura y diseño. Podemos admirar las pirámides, templos y plazas construidas por los antiguos mayas y maravillarnos con su habilidad para crear estructuras duraderas y estéticamente atractivas.
  • Conocimiento de la cosmovisión maya: A través de las ruinas y los objetos encontrados en ellas, podemos aprender sobre la cosmovisión maya y sus creencias religiosas. Nos permite comprender su relación con la naturaleza y su conexión con el mundo espiritual.
  • Experiencia educativa: Visitar las ruinas mayas en El Salvador es una oportunidad para aprender sobre la historia y la cultura de esta civilización. Los sitios arqueológicos suelen contar con museos y guías que proporcionan información detallada sobre los hallazgos y su significado.

Las ruinas mayas en El Salvador son un tesoro cultural que nos permite viajar en el tiempo y sumergirnos en la historia de esta antigua civilización. A través de su arquitectura, objetos y creencias, podemos aprender sobre los mayas y su influencia en la región. Visitar estas ruinas es una experiencia enriquecedora que nos conecta con nuestro pasado y nos invita a apreciar y preservar nuestro patrimonio cultural.

La influencia española en la cultura salvadoreña: Tradiciones y costumbres coloniales

La historia de El Salvador está estrechamente ligada a la colonización española, lo que ha dejado una fuerte influencia en su cultura y tradiciones. Durante el período colonial, los españoles introdujeron numerosas costumbres y tradiciones que aún perduran en la sociedad salvadoreña.

La religión católica: el pilar de la cultura salvadoreña

Una de las mayores influencias de la colonización española en El Salvador es la religión católica, que se convirtió en el pilar de la cultura salvadoreña. La mayoría de la población sigue practicando esta religión y se refleja en la celebración de numerosas festividades religiosas a lo largo del año.

Un ejemplo destacado es la Semana Santa, una de las celebraciones más importantes y esperadas del calendario religioso salvadoreño. Durante esta semana, se realizan procesiones y representaciones de la pasión y muerte de Jesucristo en diferentes lugares del país. Las calles se llenan de fervor religioso y se viven momentos de gran emotividad.

La influencia en la gastronomía salvadoreña

Otra manifestación de la influencia española en la cultura salvadoreña se encuentra en su gastronomía. La cocina salvadoreña combina ingredientes autóctonos con técnicas y sabores traídos por los españoles durante la colonización.

Uno de los platos más representativos de El Salvador es la pupusa, una especie de tortilla rellena de queso, frijoles, chicharrón y otros ingredientes. Esta delicia culinaria tiene sus raíces en las arepas españolas, pero ha evolucionado a lo largo del tiempo para convertirse en un símbolo de la identidad salvadoreña.

Otro ejemplo de la influencia española en la gastronomía salvadoreña es el atol de elote, una bebida caliente a base de maíz que se consume principalmente en las épocas navideñas. Esta preparación se asemeja a la tradicional horchata española, pero con un toque único y distintivo.

La arquitectura colonial: testigo del pasado

La influencia española también se puede apreciar en la arquitectura colonial de El Salvador. Numerosos edificios y estructuras construidos durante la época colonial siguen en pie y son testigos mudos de la historia del país.

Un ejemplo emblemático es la Catedral Metropolitana de San Salvador, una imponente iglesia construida en el siglo XIX que combina elementos barrocos y neoclásicos. Su fachada majestuosa y sus detalladas decoraciones interiores son un reflejo de la influencia española en la arquitectura religiosa de la época.

La influencia española en la cultura salvadoreña es evidente en sus tradiciones, costumbres, gastronomía y arquitectura. Estos elementos coloniales han perdurado a lo largo del tiempo y forman parte integral de la identidad salvadoreña. Descubrir y disfrutar de estas tradiciones es una forma de conectar con la historia y el legado de El Salvador.

La Guerra Civil en El Salvador: Impacto en la historia y la cultura del país

La Guerra Civil en El Salvador fue un conflicto armado que duró desde 1980 hasta 1992 y tuvo un profundo impacto en la historia y la cultura del país. Fue un enfrentamiento entre el gobierno salvadoreño, apoyado por Estados Unidos, y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), una coalición de grupos guerrilleros.

Este conflicto dejó una marca indeleble en la sociedad salvadoreña, ya que miles de personas perdieron la vida y muchas más fueron desplazadas de sus hogares. Además de las consecuencias humanitarias, la guerra también tuvo un impacto significativo en aspectos como la economía, la política y la cultura del país.

Una de las consecuencias más evidentes de la guerra fue la destrucción de infraestructuras y ciudades enteras. Muchos edificios históricos y culturales fueron dañados o destruidos durante los enfrentamientos, lo que implicó una pérdida irreparable del patrimonio arquitectónico y cultural del país.

La guerra también tuvo un impacto en las tradiciones y costumbres de El Salvador. Durante el conflicto, se produjo una ruptura en la transmisión intergeneracional de conocimientos y prácticas culturales. Muchas tradiciones se perdieron o se vieron afectadas, ya que las comunidades estaban más preocupadas por sobrevivir y proteger a sus familias que por preservar sus costumbres.

A pesar de estos desafíos, las tradiciones y costumbres de El Salvador han logrado resistir y sobrevivir. La resiliencia del pueblo salvadoreño se refleja en la preservación de festividades tradicionales como las fiestas patronales, las danzas folklóricas y la gastronomía típica.

Un ejemplo destacado de la importancia de las tradiciones en la cultura salvadoreña es el Día de los Farolitos, una festividad que se celebra el 7 de diciembre en honor a la Inmaculada Concepción. Durante esta celebración, las calles se llenan de farolitos hechos a mano, que iluminan el camino hacia la iglesia y crean una atmósfera mágica.

Otro ejemplo es el Día de los Muertos, una festividad que se celebra el 2 de noviembre para honrar a los seres queridos que han fallecido. Durante esta fecha, las familias se reúnen en los cementerios para limpiar y decorar las tumbas, y ofrecen comida y bebida a los difuntos. Esta tradición refleja la importancia de la familia y la conexión con los antepasados en la cultura salvadoreña.

Además de preservar las tradiciones, la guerra también ha dado lugar a nuevas formas de expresión cultural. El arte y la música han sido una herramienta para sanar heridas y transmitir mensajes de esperanza y resistencia. El muralismo, por ejemplo, ha sido utilizado para contar la historia de la guerra y rendir homenaje a las víctimas.

La Guerra Civil en El Salvador tuvo un impacto profundo en la historia y la cultura del país. A pesar de los desafíos y las pérdidas sufridas, las tradiciones y costumbres han logrado resistir y sobrevivir, demostrando la resiliencia del pueblo salvadoreño. A través de festividades tradicionales y nuevas formas de expresión cultural, el país ha encontrado una manera de sanar y seguir adelante.

El arte popular en El Salvador: Artesanías y expresiones folclóricas

El arte popular en El Salvador es una manifestación rica y diversa de las tradiciones y costumbres del país. Las artesanías y expresiones folclóricas son una parte fundamental de la identidad cultural salvadoreña y reflejan la historia y la creatividad del pueblo salvadoreño.

Las artesanías en El Salvador son verdaderas obras de arte, elaboradas a mano por hábiles artesanos que han transmitido sus conocimientos de generación en generación. Los materiales utilizados varían desde cerámica, madera, tejidos y fibras naturales hasta metales preciosos como el oro y la plata. Los productos artesanales más destacados incluyen los famosos huipiles (blusas bordadas), las hamacas tejidas a mano, los juguetes de madera y las máscaras tradicionales.

Estas artesanías no solo son hermosas y decorativas, sino que también tienen un significado cultural profundo. Por ejemplo, los huipiles son una forma de expresión artística y un símbolo de la identidad indígena en El Salvador. Cada diseño y patrón tiene un significado especial y representa la historia y la cosmovisión del pueblo salvadoreño.

Otra forma de expresión artística muy destacada en El Salvador son las danzas folclóricas. Estas danzas son un elemento central de las festividades tradicionales y se realizan con trajes coloridos y música en vivo. Algunas danzas populares incluyen el Danza de los Diablos, el Toro Huaco y el Toro Pinto.

Estas expresiones folclóricas no solo son una forma de entretenimiento, sino que también son una manera de preservar las tradiciones y transmitir la historia y los valores del pueblo salvadoreño. A través de las danzas, se cuentan historias de la vida cotidiana, los antiguos rituales y las creencias ancestrales.

Además de su valor cultural, el arte popular en El Salvador también tiene un impacto económico significativo. Las artesanías son una fuente de ingresos para muchas comunidades y proporcionan empleo a numerosos artesanos. Además, el turismo cultural ha aumentado en los últimos años, y los visitantes de todo el mundo buscan adquirir estas auténticas piezas de arte salvadoreñas como recuerdos y regalos.

Si planeas visitar El Salvador, te recomendamos explorar los mercados y las tiendas de artesanías para descubrir la belleza y la diversidad del arte popular salvadoreño. No solo podrás adquirir piezas únicas y auténticas, sino que también estarás apoyando a la comunidad local y contribuyendo a la preservación de estas valiosas tradiciones culturales.

La gastronomía salvadoreña: Platos típicos y sabores auténticos

La gastronomía salvadoreña es una fusión de influencias indígenas, españolas y africanas, lo que la convierte en una experiencia culinaria única llena de sabores auténticos. Los platos típicos de El Salvador reflejan la riqueza cultural del país y son una parte esencial de su identidad.

Uno de los platos más emblemáticos de El Salvador es la pupusa, considerada como la «reina de la comida salvadoreña». Las pupusas son tortillas de maíz rellenas de queso, frijoles refritos, chicharrón, loroco o cualquier combinación de ingredientes. Son asadas a la parrilla y se sirven caliente, acompañadas de curtido (ensalada de repollo fermentado) y salsa de tomate.

Otro plato popular en El Salvador es el yuca frita con chicharrón. La yuca, un tubérculo similar a la papa, se fríe hasta que adquiere una textura crujiente por fuera y suave por dentro. Se sirve con chicharrón, carne de cerdo frita y crujiente. Este plato es perfecto para los amantes de la comida frita y salada.

Si eres amante del marisco, no puedes dejar de probar el ceviche salvadoreño. Este plato consiste en mariscos frescos, como camarones y pescado, marinados en jugo de limón y mezclados con cebolla, tomate, cilantro y otros condimentos. El resultado es un plato refrescante y lleno de sabor que puedes disfrutar como entrada o como plato principal.

Además de estos platos emblemáticos, la gastronomía salvadoreña ofrece una variedad de deliciosos antojitos y postres. Entre ellos se encuentran las empanadas de plátano, las cuales son masitas de plátano macho rellenas de frijoles refritos o queso. También se destacan las marquesitas, que son crepes enrollados y rellenos de cajeta (dulce de leche) y queso rallado.

Para disfrutar al máximo de la gastronomía salvadoreña, te recomiendo visitar los mercados locales, donde encontrarás puestos de comida callejera que ofrecen una amplia variedad de platos típicos a precios económicos. Además, no olvides probar los refrescos naturales de frutas tropicales como marañón, tamarindo y jocote, que son la bebida perfecta para acompañar tus comidas.

La gastronomía salvadoreña es una explosión de sabores auténticos y una muestra de la riqueza cultural del país. Desde las deliciosas pupusas hasta los refrescantes ceviches, la comida salvadoreña te cautivará con su diversidad y autenticidad. No pierdas la oportunidad de probar estos platos típicos y sumergirte en la cultura culinaria de El Salvador.

Las festividades tradicionales en El Salvador: Celebraciones religiosas y populares

El Salvador es un país lleno de tradiciones y costumbres únicas que se celebran a lo largo del año. Tanto las festividades religiosas como las populares son momentos clave en la vida de los salvadoreños, donde se reúnen para celebrar, honrar y mantener vivas sus raíces culturales.

Celebraciones religiosas

En El Salvador, la religión católica tiene una gran influencia en la sociedad, por lo que las celebraciones religiosas son muy importantes. Una de las festividades más destacadas es la Semana Santa, que se lleva a cabo durante la última semana de Cuaresma. Durante esta semana, se realizan procesiones en las que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Una de las procesiones más emblemáticas es la del Viernes Santo en la ciudad de Izalco, donde se lleva a cabo un impresionante Vía Crucis viviente.

Otra festividad religiosa destacada es la de la Virgen de Guadalupe, patrona de El Salvador. Cada 12 de diciembre, miles de devotos se congregan en la Basílica de Guadalupe en San Salvador para rendir homenaje a la virgen. Durante esta festividad, se realizan procesiones, danzas y se llevan a cabo misas en honor a la Virgen.

Celebraciones populares

Además de las celebraciones religiosas, El Salvador también cuenta con festividades populares que reflejan la diversidad cultural del país. Una de las festividades más coloridas y animadas es el Carnaval de San Miguel, que se lleva a cabo en noviembre. Durante esta celebración, las calles se llenan de música, bailes y desfiles de comparsas. Es una oportunidad para disfrutar de la rica gastronomía salvadoreña y sumergirse en la alegría y el folclore del país.

Otra festividad popular que no puedes perderte es el Festival de las Flores, que se celebra en la ciudad de Ahuachapán en febrero. Durante este festival, las calles se llenan de coloridas carrozas decoradas con flores y se realizan desfiles, concursos de belleza y actividades culturales. Es una oportunidad perfecta para apreciar la belleza natural de El Salvador y disfrutar de su rica flora.

Beneficios de participar en las festividades tradicionales salvadoreñas

Participar en las festividades tradicionales de El Salvador no solo te permite conocer más sobre la cultura del país, sino que también te brinda la oportunidad de conectarte con su gente y vivir experiencias únicas. Estas celebraciones son momentos de alegría, unión y tradición, donde las comunidades se reúnen para compartir y preservar sus costumbres.

Además, estas festividades son una ventana al pasado y una forma de mantener viva la historia y el patrimonio cultural de El Salvador. A través de las procesiones, bailes, música y gastronomía tradicional, se transmiten de generación en generación los valores y la identidad de la población salvadoreña.

Consejos prácticos para disfrutar al máximo de las festividades tradicionales

  • Investiga sobre las festividades que se llevarán a cabo durante tu visita a El Salvador y planifica tu itinerario para no perderte ninguna.
  • No olvides probar la comida típica de cada festividad, como las pupusas en el Carnaval de San Miguel o los platillos tradicionales en el Festival de las Flores.
  • Respecta las tradiciones y costumbres locales, siguiendo las indicaciones de los organizadores y respetando los espacios sagrados durante las festividades religiosas.
  • Lleva ropa y calzado cómodos, ya que muchas de estas festividades implican largas caminatas o estar de pie durante horas.
  • Interactúa con la gente local, pregunta sobre las tradiciones y costumbres y disfruta de su hospitalidad.

Las festividades tradicionales en El Salvador son una oportunidad única para sumergirse en la cultura y el folclore del país. Desde las celebraciones religiosas hasta las populares, cada festividad tiene su encanto propio y te permite vivir experiencias inolvidables. Así que no dudes en participar en estas festividades y descubrir la riqueza cultural de El Salvador.

El Salvador en la actualidad: Evolución cultural y preservación de la identidad

El Salvador, un país situado en América Central, ha experimentado a lo largo de los años una evolución cultural significativa. A pesar de los cambios y la influencia de la globalización, esta nación ha logrado preservar en gran medida su identidad a través de sus fascinantes tradiciones y costumbres.

Una de las características distintivas de El Salvador es su diversidad étnica, compuesta por una mezcla de indígenas, mestizos y descendientes de africanos. Esta diversidad se refleja en la rica variedad de tradiciones y costumbres que se celebran en todo el país.

La Semana Santa, por ejemplo, es una festividad religiosa de gran importancia en El Salvador. Durante esta semana, se llevan a cabo numerosas procesiones y representaciones teatrales que conmemoran la pasión y muerte de Jesús. Es una oportunidad para que los salvadoreños expresen su fe y se unan en una celebración llena de devoción y espiritualidad.

Otra tradición popular en El Salvador es la Fiesta de la Independencia, que se celebra el 15 de septiembre. En esta fecha, los salvadoreños conmemoran el día en que obtuvieron su independencia de España en 1821. Las calles se llenan de desfiles, música, bailes y fuegos artificiales, creando un ambiente festivo y patriótico.

Además de estas festividades, El Salvador también se destaca por sus tradiciones culinarias. La pupusa, por ejemplo, es uno de los platos más emblemáticos del país. Consiste en una tortilla de maíz rellena de queso, frijoles, carne u otros ingredientes, y se cocina a la parrilla. Es un alimento delicioso y versátil que forma parte de la dieta diaria de muchos salvadoreños.

La preservación de estas tradiciones y costumbres es esencial para mantener viva la identidad cultural de El Salvador. A través de festivales, eventos y programas educativos, se fomenta el conocimiento y la valoración de estas prácticas ancestrales. Además, el turismo cultural ha desempeñado un papel importante en la promoción y preservación de la cultura salvadoreña, ya que permite a los visitantes sumergirse en la riqueza histórica y cultural del país.

El Salvador ha logrado evolucionar culturalmente sin perder su identidad. Sus tradiciones y costumbres son un reflejo de su diversidad étnica y de su historia. La preservación de estas prácticas es fundamental para mantener viva la cultura salvadoreña y promover un sentido de pertenencia en sus habitantes. A través de festividades, gastronomía y turismo cultural, El Salvador continúa mostrando al mundo su fascinante patrimonio cultural.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las tradiciones más emblemáticas de El Salvador?

Algunas de las tradiciones más emblemáticas de El Salvador incluyen la celebración del Día de los Santos, las fiestas patronales y la elaboración de los famosos pupusas.

¿Cuál es la vestimenta típica de El Salvador?

La vestimenta típica de El Salvador varía según la región, pero en general se caracteriza por el uso de colores vivos y la elaboración de bordados a mano en las prendas.

¿Cuál es la comida típica de El Salvador?

La comida típica de El Salvador incluye las pupusas, tamales, yuca frita, atol de elote y el tradicional platillo llamado «sopa de pata».

¿Cuándo se celebran las fiestas patronales en El Salvador?

Las fiestas patronales se celebran en diferentes fechas a lo largo del año, dependiendo de cada municipio. Algunas de las más destacadas son las fiestas en honor a San Salvador, San Miguel y Santa Ana.

¿Cuál es la música tradicional de El Salvador?

La música tradicional de El Salvador se caracteriza por la marimba, los tambores y las maracas. También se destacan géneros como el cumbia, el merengue y la salsa.

¿Cuáles son los destinos turísticos más populares en El Salvador?

Algunos de los destinos turísticos más populares en El Salvador son las playas de La Libertad, el Parque Nacional El Imposible, el Lago de Coatepeque y la Ruta de las Flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio